top of page

El Camino Hacia el Coaching Profesional: Cómo obtuve mi credencial ACC de ICF

Actualizado: 11 jul 2023

¡Bienvenid@s una vez más al blog TdV®! El post de hoy es un mix de celebración – porque os tengo que decir, el camino no fue fácil como imaginaba que sería, e igual valió la pena mucho más de lo que pensé que valdría – y tips de todo lo que he aprendido en mi jornada hacia la credencial ACC (Associate Certified Coach) de ICF (International Coaching Federation).


Érase Una Vez... Un Llamado a la Aventura

Mi camino en el Coaching empezó, en realidad, hace mucho. En 2011, hice mi primera formación en Programación Neurolingüística, un Practitioner en PNL intensivo y muy intenso: dos bloques de 10 días de formación, aislados en un hotel en el campo. Creo que fue mi primer gran proceso de transformación personal consciente, a los 26 años. Aún trabajaba como periodista, así que no llevé los aprendizajes inmediatamente a una nueva profesión.


Después de diez años como reportera deportiva en importantes medios brasileños y cuatro años viviendo en una ecoaldea dedicada por completo a la espiritualidad y al crecimiento personal, decidí que era momento de "regresar al mundo" y difundir el aroma del cambio positivo y el empoderamiento personal a través del acompañamiento de personas. Ya me reconocía como una buena facilitadora de retiros, pero mi experiencia en sesiones individuales aún era limitada: algunas pocas como terapeuta de Flores de Bach y cientos de Lecturas de Aura, pero la dinámica de la Lectura es diferente a la del Coaching, ya que en la Lectura hablo principalmente yo y en el Coaching, principalmente el cliente.


Ya fuera como periodista o como facilitadora de desarrollo personal, siempre hubo algo en mi interior: un genuino deseo de ayudar a las personas a vivir una vida más plena y satisfactoria. En este momento de mi "regreso al mundo", fue cuando descubrí el Coaching...


El Coaching como Camino

Transición de Vida® ya estaba creado como proyecto desde 2017, cuando hice mi primera rueda sobre el tema en São Paulo. Luego vinieron 8 ediciones de retiros basados en el método que he desarrollado y que nos enseña como identificar, lidiar y sacar mejor provecho de cada una de las tres fases de una transición: Divergencia, Emergencia y Convergencia.


Sin embargo, al regresar a la ciudad (en este caso, mi querida Barcelona y sus alrededores), me di cuenta de la necesidad de encontrar una forma que permitiera a las personas comprender de manera sencilla mi trabajo y lo que aporto.

Fue entonces cuando me conecté rápidamente con el Coaching, tal vez por intuición, ya que en ese momento aún no conocía completamente la ética y las competencias que se encuentran detrás de esta apasionante profesión de servicio hacia los demás.


En muchos países, hay – y debo confesar que dentro de mí, por mucho tiempo, también hubo – un prejuicio arraigado hacia la palabra "coach", debido a la influencia de ciertas figuras públicas que han llegado a distorsionar su significado y al desconocimiento de la profesión. El término ha sido utilizado de manera superficial y poco auténtica, lo cual ha generado una percepción negativa en algun@s. Pero el verdadero Coaching va más allá de esa imagen estereotipada. El Coaching genuino se basa en un proceso profesional y estructurado.

A medida que profundicé en el mundo del Coaching, descubrí su enfoque centrado en el cliente, su capacidad para generar cambios positivos y su eficiencia en el crecimiento personal y profesional. Me enamoré aún más de la idea de acompañar a las personas en su proceso de transformación, ayudándoles a alcanzar sus metas y vivir una vida más plena.

Iba adquiriendo más conocimientos y experiencia en el Coaching, y me di cuenta de que era el fundamento perfecto para Transición de Vida®, ahora ya un negocio y no solo un proyecto. El Coaching me brindaba las herramientas y las habilidades necesarias para servir a las personas y empresas a través de sus transiciones, apoyarlas en cada etapa del camino y permitirles descubrir su propio potencial.

Así fue como decidí incorporar el Coaching en mi práctica y convertirme en una Coach profesional certificada.

ICF Credentials and Standards ACC Vanessa Alves Ruiz
ICF Credentials and Standards ACC Vanessa Alves Ruiz
Pero... ¿Seguro que hace falta una credencial para ser Coach?

Yo también he dudado. De todos modos, mi respuesta sería "no". No, no hace falta una credencial para ser Coach, ni legalmente hoy en ningún lugar del mundo, ni como prueba única de aptitudes. Pero de nuevo, mi intuición me llevó por el camino de ICF y, si soy muy honesta, te tengo que decir que había una parte mía que llegó a creer que la credencial no tenía mucho valor, que era algo pro-forma. Hasta que empecé mi proceso y me di cuenta de lo riguroso que es.


Además, hoy lo veo como una forma digna de 'organizar la información' sobre los profesionales activos en un mercado no regulado.


Esto es lo que he aprendido:

  1. Validación de Habilidades y Competencias: A medida que inicié mi proceso de obtención de la credencial ACC de ICF, me di cuenta de que no era solo un proceso burocrático, sino una forma real de validar mis competencias como Coach. Pasar por una evaluación rigurosa me permitió demostrar a mi misma que estaba a la altura de los estándares establecidos por ICF, estándares que yo había decidido tomar como propios por sentirme identificada con ellos. Esta validación no solo me dio aún más confianza en mis habilidades de Coaching, sino también en esta habilidad fundamental que es vivir de forma tranquila un proceso con un grado considerable de tensión, algo que deseo que tod@s mis clientes puedan vivir. Además de generar una mayor confianza en mis nuevos clientes al saber que están trabajando con una Coach calificada.

  2. Estándares Éticos y Profesionales: Durante mi formación y proceso de obtención de la credencial, estuve expuesta a los rigurosos estándares éticos y de conducta profesional establecidos por ICF. A medida que los integraba en mi práctica de Coaching, sentí un empoderamiento personal, puesto que son estándares éticos valiosos no solo para la práctica profesional, si no para la vida de uno. Estos estándares éticos me siguen guiando en la construcción de relaciones sólidas y de confianza, lo que es algo fundamental para el éxito de mis clientes.

  3. Acceso a Oportunidades y Comunidad: Una vez obtuve la credencial ACC de ICF, de hecho se abrieron nuevas oportunidades en el mundo empresarial. Las empresas valoran cada vez más el Coaching como una herramienta efectiva para el desarrollo de liderazgo y el crecimiento personal de sus empleados. Al contar con la credencial reconocida de ICF, me está siendo mucho más fácil establecer conexiones con organizaciones que buscaban Coaches profesionales para colaboraciones y proyectos, ya sea la empresa como cliente final o plataformas de Coaching online para empresas, que buscan Coaches certificados sí o sí. Además, al formar parte de la comunidad de Coaches certificados de ICF, he conocido a personas increíbles y tengo acceso a una red de profesionales comprometidos y apasionados por el Coaching. Participar en encuentros, cursos y eventos organizados por ICF ha enriquecido mi práctica y me ha permitido seguir aprendiendo y creciendo en esta disciplina.


Algunos Tips (y Enlaces) para el Camino

Si tienes la intención de aventurarte por estas sendas y llegar a obtener una acreditación de Coaching te dejo algunos tips:

  1. Encuentra un Programa de Formación de Calidad: La formación en Coaching es fundamental para desarrollar las habilidades y competencias necesarias. Investiga y elige un programa de formación reconocido que se ajuste a tus necesidades y objetivos.

  2. Aprovecha las Oportunidades de Mentoría: ¡Mucha atención a este punto! Para la ACC, ICF solicita 10h de mentoring firmadas por un Mentor@ Coach certificado. Contar con un@ buen@ mentor@ en tu camino hacia la credencial ACC puede marcar la diferencia. Busca a alguien con experiencia y conocimientos en el Coaching que pueda guiarte y brindarte apoyo durante este proceso. Mi mentora ha sido todo un descubrimiento. Pensaba que el proceso de mentoring no añadiría mucho más de lo que ya había aprendido en mi formación, pero fue todo lo contrario: experimenté un salto de calidad brutal en mi práctica profesional. Recomiendo a Nadia Peeters al 100%, con los ojos cerrados.

  3. Practica, Practica, Practica: La experiencia práctica en Coaching es esencial para convertirte en un Coach profesional. Busca oportunidades para practicar tus habilidades con clientes reales y aprovecha los feedbacks para mejorar continuamente. Esto debe ser siempre parte de tu desarrollo profesional.

  4. Cumple con los Requisitos de Formación y Experiencia: La credencial ACC de ICF requiere cumplir con ciertos estándares de formación y experiencia en Coaching. Asegúrate de estar al tanto de los requisitos y dedícate a cumplir con ellos. Aquí está la web de ICF para que conozcas más.

  5. Prepárate para el Examen: Para obtener la credencial ACC, debes aprobar un examen que evalúa tus conocimientos y habilidades como Coach. Dedica tiempo a prepararte adecuadamente y asegúrate de sentirte cómodo con los aspectos teóricos y prácticos del Coaching. En esto, mi Mentor Coach ha ayudado muchísimo.

Celebrando el Éxito

¡En esta vida y en el Coaching, celebrar es esencial! Obtener la credencial ACC de ICF fue un hito importante en mi elección del Coaching como carrera profesional. Estoy emocionadísima y agradecida por ser parte de esta comunidad de Coaches certificados y por seguir teniendo, cada vez más, la oportunidad de transformar vidas.


Una Invitación para Ti

¿Te gustaría descubrir tus superpoderes? Te invito a explorar el mundo del Coaching y desatar tu potencial. Como Coach certificada, estoy aquí para ayudarte en tu camino hacia el crecimiento como persona y el logro de tus metas. A través de TdV®, podemos trabajar junt@s para alcanzar la transformación que deseas. No importa en qué etapa te encuentres, estoy aquí para apoyarte. ¡Vamos a marcar la diferencia y crear un impacto positivo en el mundo, junt@s! Agenda aquí tu llamada exploratoria gratuita.


 

Y una Última Consideración

Es importante aclarar que mi relato y reconocimiento de la credencial ACC de ICF se basa en mi experiencia personal dentro de su programa de certificación. Sin embargo, existen otras instituciones y organizaciones que ofrecen programas similares de manera rigurosa y profesional en el campo del Coaching. Quiero dejar claro que no estoy haciendo publicidad para ICF, sino que estoy compartiendo mi experiencia dentro de este entorno, consciente de que es un negocio bien estructurado y riguroso. Reconozco que hay diversas opciones disponibles para aquellos que deseen buscar certificaciones en Coaching y te animo a explorar todas las alternativas disponibles.

78 visualizaciones0 comentarios
bottom of page